El ébola alcanza una zona urbana de el Congo mientras se ultima la vacunación

KINSHASA.- El brote de ébola que vive la República Democrática del Congo (RDC) entró hoy en una nueva fase de alerta tras confirmarse del primer caso en una zona urbana, en la ciudad de Mbandaka (noroeste), mientras se ultima la campaña de vacunación.
“Este fin de semana, dos casos sospechosos de fiebre hemorrágica fueron notificados en el área sanitaria de Wangata, una de las zonas de la localidad de Mbandaka. Tras el análisis, una de las dos pruebas dio positivo para el virus del ébola”, informó el ministro congoleño de Sanidad, Oly Ilunga, en un comunicado.
“Entramos, por tanto, en una nueva fase de la epidemia de ébola, que, por el momento afecta, a tres zonas sanitarias, una de ellas urbana”, señaló el ministro, al subrayar que “garantizar la sanidad y la seguridad de la población es nuestra prioridad”.
El Gobierno de la RDC apuntó que trabaja ya sobre el terreno para identificar a las personas que hayan estado en contacto con los casos sospechosos, e instó a la población a extremar las medidas de “higiene personal” y adoptar “comportamientos responsables”.
Mbandaka es la capital de la provincia del Ecuador, cuenta con unos 350.000 habitantes y se encuentra junto al río Congo, a unos 650 kilómetros de la capital del país, Kinshasa.
Hasta ahora, todos los casos de ébola se habían detectado en la zona rural de Bikoro, también en Ecuador, a unos 150 kilómetros de Mbandaka.
“Este es un hecho preocupante, pero ahora tenemos mejores herramientas que nunca para combatir el ébola”, afirmó hoy en un comunicado el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, sobre la llegada del virus a Mbandaka.
“La OMS y nuestros socios están emprendiendo acciones decisivas para parar la propagación del virus”, agregó Tedris, cuya organización va a desplegar “unos 30 expertos para la labor de vigilancia en la ciudad”.
Hasta el 15 de mayo, en RDC se han contabilizado 44 casos de ébola, de los cuales 3 fueron confirmados en laboratorio, 20 considederados probables y 21 sospechosos, con 23 muertes registradas, según los datos del Ministerio de Sanidad de la RDC y la OMS.
Para frenar el avance de la epidemia en el noroeste, recordó el ministro, la RDC recibió este miércoles de la OMS unas 5.400 dosis de una vacuna contra el ébola para aplicar a aquellas personas con riesgo.
El Gobierno ha indicado su intención de poner en marcha la campaña de vacunación este fin de semana, una vez se resuelvan las cuestiones logísticas de la cadena de frío necesaria para conservar ese producto.
El Ejecutivo congoleño, que anunció el nuevo brote el pasado día 8, ha autorizado la vacuna, llamada Vsv EBOV y fabricada por la empresa farmacéutica Merck, que aún no tiene licencia oficial, a pesar de que se han efectuado pruebas piloto en Guinea Conakri.
“Es una vacuna que ya no es experimental. Esta es una vacuna que ya ha demostrado ser efectiva. Fue utilizada durante el brote en Guinea”, aseveró hoy Ilunga en declaraciones a la web informativa congoleña Actualité.
“Creo que la vacuna ayudará a salvar vidas en la provincia de Ecuador, la República Democrática del Congo y los países vecinos. Esta vacuna nos permite contener el virus, por lo que debemos usarla”, agregó el titular de Sanidad.
Asimismo, Ilunga indicó en el comunicado que se intensificarán la vigilancia por todas las rutas de acceso y salida del país.
“Las otras ciudades de la provincia del Ecuador, así como las localidades río arriba y río abajo de Mbandaka también han sido puestas bajo vigilancia sanitaria”, precisó.
Este es el noveno brote de ébola que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.
La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.
Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.
La peor epidemia de ébola conocida se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.
La OMS había declarado el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque la agencia de la ONU ha admitido que estas cifras pueden ser conservadoras.

El Punto Informativo

Contactos: (829) 887-1333 //(809) 279-1344
Correos: yerimairy17@hotmail.com
yeraldinlinarez@gmail.com
San Cristóbal, República Dominicana

2013 Línea Escritorio. All Rights Reserved. - Modificado por