Familias Prosoli producen alimentos en más de 180 mil huertos

SANTO DOMINGO.- Familias participantes del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) producen alimentos para autoconsumo y venta de excedentes en 183 mil 780 huertos, con lo que esa iniciativa social del Gobierno incide de manera decisiva en mejorar las condiciones de vida de miles de hogares, y contribuye con la seguridad alimentaria dentro de la estrategia Cero Hambre.
El dato fue ofrecido por la directora general de Prosoli, Altagracia Suriel, durante el conversatorio “Agricultura Familiar Campesina, Cambio Climático y Tecnología”, realizado en el Palacio Nacional y encabezado por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño.
“Ahí ya tenemos 183 mil 780 predios sembrados de berenjena, apio, espinaca, tomate, lechuga, rábano, ajíes  y cilantro;  45 mil 444 familias han sido vinculadas al cultivo de leguminosas, orégano y frutales; también estamos promoviendo la crianza de animales, y 23 mil 372 familias han sido involucradas en esa forma de producir alimentos e ingresos; y se está, además, produciendo en lombricarios, que son utilizados como vía para motivar la seguridad alimentaria”, manifestó.
Suriel destacó que dos mil 766 familias están involucradas en la producción de abono orgánico para usarlo en sus cultivos y para la venta de los excedentes.
Panel de expertos
En el panel participaron además, los ingenieros agrónomos Arturo Bisonó, consultor en innovación de Agricultura Familiar de la Vicepresidencia de la República; Antonio López, director del Instituto Azucarero Dominicano  (Inazucar);  y Gabriel González,  consultor de la Comisión Nacional de Riego del Ministerio de Agricultura.
Bisonó, quien dictó la ponencia “Generando innovación en la agricultura familiar campesina”, dijo que 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) tienen relación directa con la agricultura familiar campesina.
“Aumentar la productividad por metro cuadrado es un desafío puntual que tiene la agricultura familiar en la República Dominicana y disminuir los costos. En la medida en que aumentamos la productividad y bajamos los costos hay un extra que beneficia directamente al productor”, puntualizó.
Sugirió aumentar la cantidad de productos y crear una marca, un sello de identidad de los mismos, así como capacitar a los agricultores para un mejor control del riego y las enfermedades para maximizar los recursos.
De su lado, el experto chileno, cuya exposición versó sobre el “Riego en la agricultura familiar campesina”, destacó que los pequeños productores son responsables de alimentar al 70 por ciento de la población del mundo, y lo hacen utilizando solamente el 25 por ciento de los recursos de suelo y agua.
“La industria, dicho de  otra manera, utiliza el 75 por ciento de los recursos de suelo y agua para alimentar a poco más que un 30 por ciento de la población mundial; entonces, algo anda raro, quien nos alimenta realmente es el pequeño agricultor a nivel mundial”, enfatizó.
Señaló que la agricultura familiar campesina en el mundo utiliza 100 veces más la biodiversidad que la agroindustria, porque mientras esta se concentra en pocos tipos de alimentos, el pequeño agricultor produce una amplia diversidad de rubros.
Para la Vicepresidencia y Prosoli la agricultura familiar es una fuente de erradicación del hambre y disminución de la pobreza, por lo que considera necesario aumentar la productividad de los agricultores y mejorar la calidad de sus productos. Todo acorde con el Objetivo de Desarrollo Sostenible dos (ODS2).

El Punto Informativo

Contactos: (829) 887-1333 //(809) 279-1344
Correos: yerimairy17@hotmail.com
yeraldinlinarez@gmail.com
San Cristóbal, República Dominicana

2013 Línea Escritorio. All Rights Reserved. - Modificado por